¿Por quién votar?

Pareciera ser éste el dilema recurrente que nos asalta a los ciudadanos período tras período electoral. Macanuda disyuntiva, que tiende a empeorar con el sin fin de encuestas que pretenden dilucidar la intención de voto del desprevenido conciudadano. Confunde y vencerás justificarán algunos, cojan juicio les digo yo.

Es así como entre ayer y hoy encuentro publicados en EL TIEMPO [como para variar], simpáticos sondeos de la firma DATEXCO COMPANY S.A., que consultan la intención de voto para las alcaldías en las principales ciudades. De éstos captó mi atención algunas de las respuestas suministradas por los entrevistados en Bogotá.

A la pregunta ¿Cuál debe ser la prioridad para el próximo Alcalde de Bogotá? Los consultados se pronunciaron [éstos podían escoger varias respuestas]: El desempleo [29.36%], la salud [19.47%], la educación [18.45%], la corrupción de los funcionarios públicos [15.08%], el medio ambiente [4.65%], la cultura ciudadana [4.48%]… Sí, me sorprende el porcentaje de ciertas declaraciones. A estas alturas y con todo lo acontecido, diría uno que el electorado dispone del sentido común como para asociar la incidencia de incrementar las oportunidades laborales bien remuneradas, el acceso a la salud y la educación, al igual que la detención de los funcionarios públicos corruptos, como factores indispensables para mejorar la seguridad [54.23%]. Lo propio, funcionarios públicos y contratistas corruptos guardados en prisión más cultura ciudadana, formula infalible para mejorar la movilidad [36.11%].

Y hoy en la mañana, el turno para amenizar el desayuno corrió por cuenta de la intención de voto según franja poblacional entre amas de casa, estudiantes, empleados, desempleados e independientes. Más el sorprendente repunte del candidato Antanas Mockus, aparentemente impulsado por los estudiantes [23.21%]; mención a la que atribuyo poca credibilidad, considerando el estrepitoso fiasco electoral del aspirante en la pasada contienda presidencial.

Con Peñalosa, desempleados y estrato 1 —vaya usted a saber por qué— ha de ser que los desocupados como los residentes en las barriadas menos favorecidas de la ciudad, vislumbran una oportunidad de subsistencia en alguno de los legados de su pasada administración. Así, imposible no esbozar un sonrisa con tanto despropósito, inclusive  la del candidato del Polo, Aurelio Suárez que estima tener 80 días para repuntar en las encuestas.

Como quien dice cada cual con su cuento en esta campaña, “la más interesante de las últimas décadas”, según observa Patricia Muñoz, experta de la Universidad Javeriana. Mas mientras atiza el debate electoral, y a manera de aporte para que dispongan de elementos de juicio adicionales, al momento de elegir el dirigente ideal, algunas apreciaciones sobre los niveles de liderazgo junto con una breve descripción de lo que pueden ustedes esperar de cada uno de estos tipos de líder.

Basada la indagación en la pregunta ¿A quiénes se deben los líderes? ¿A sí mismos, a sus colegas, a la humanidad o a nadie? Los hallazgos revelan más acerca del líder, de lo que nos puede contribuir el conocer sus rasgos de personalidad, sus logros, o su disposición para la innovación.

Nivel sociópata— Corresponde a aquel tipo de líder que sirve a nadie. Es la clase de persona que eventualmente destruye todo a su paso: Valores, aquellos que lo rodean y hasta sí mismo. Por fortuna son pocos, pero de que los hay los hay.

Nivel oportunista— Son éstas las personas que sirven a sí mismas, generalmente a costa de los demás. Por lo general persiguen la riqueza y el poder, y poco les importa lo demás.

Nivel camaleón— Éstos son el tipo de líderes que procuran constantemente satisfacer a los demás. Obviamente su actitud no aporta ningún valor a su causa de liderazgo.

Nivel dominador— En este nivel empezamos a encontrar al prototipo de personas a las que al menos podemos referir seriamente como líderes.  Están orientados por las metas, extremadamente motivados, y son buenos para sobreponer la adversidad.

Nivel contratista— El contratista no se obliga por finalidad en particular, sirve fielmente a su partido. Son éstos, líderes con gran visión que no se desvían por los altibajos del corto plazo. Contagian a los demás con su entusiasmo, energía e integridad.

Nivel consecuente— Son escasos. Éstos son los líderes que buscan beneficiar a la comunidad.

En fin, con líderes por ahí como la senadora Liliana Rendón, cacica electoral antioqueña que defendió a ‘Bolillo’ o el vicepresidente de COLFÚTBOL, Álvaro González que dijo que el DT seguirá con la Selección, ¿qué tipo de líder pretende usted elegir en los comicios de octubre próximo?

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s