Caos y dilema

Cual Gangan y Gangon, ‘con tantas maldades que hacen, el cacique ya esta medio loco’. Sí, así son el caos logístico y el dilema estratégico, tan extendidos en la cultura organizacional que hasta en el organigrama debiera incluírselas.

Efecto de los enredos que suscitan, cuando se censura la nueva estrategia porque nadie sabe como implementarla.

Por supuesto, que la estrategia debe ser ejecutable, o de lo contrario sería mera expectativa. Aun cuando, no necesariamente debe la logística estar comprobada o materializada. Una cosa es concebir la estrategia y otra es el deber de ejecutarla. Se puede renegar cuanto se quiera de la enredosa logística, mas no debe conjugase con retro-alimentación concienzuda sobre si la estrategia tiene o no sentido.

La gran mayoría de los proyectos novedosos, asocian una formidable estrategia junto con una utópica logística que, a la postre y por alguna inesperada circunstancia, se sobrepone para lograr así su implementación y ejecución.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s