Sobreponga el dilema

Comprensible la reticencia del médico colombiano a implementar estrategias de marketing médico para su práctica profesional. Sencillamente, en la facultad de medicina no les inculcaron el concepto de oferta y demanda, ni les advirtieron de sus bondades, particularmente en un sistema de salud con tantas falencias como el nuestro.

En efecto, son múltiples las barreras que impiden al médico aplicar la disciplina en su profesión. Sin embargo, una vez superada tanta oposición, es fácil dilucidar porque el marketing médico, aplicado correcta como éticamente, atrae y orienta a los pacientes, apoya la consolidación de la reputación profesional [marca] y ayuda a forjar una estructura propia de cualidades y actividades, para corresponder el ritmo acelerado en que cambia el mercado colombiano de la salud.

Aun cuando no hay tal cosa como un plan infalible al momento de desarrollar programas efectivos de marketing para sus productos o servicios, si hay una serie de elementos claves que deben considerarse al momento de implementar la estrategia; he aquí los elementos esenciales:

Posicionamiento— determine cuál es su propuesta única de venta, en qué se diferencia su oferta de servicio de las demás y el tipo de paciente que pretende cautivar.

Conozca el perfil de su paciente— asegúrese de entender el proceso de decisión de compra, las necesidades que su servicio resuelve y lo que los pacientes están dispuestos a pagar por el.

Segmente por ocasión— existen ocasiones concretas de compra que son importantes para el paciente. Identifique la ocasión por preferencia o estacionalidad.

Determine su estrategia de ventas— considere todas las variables antes de implementar su estrategia.

Compruebe su programa— los programas de marketing más efectivos son aquellos que se verifican en pequeña escala. Previo al lanzamiento, exponga sus plan a un pequeño grupo objetivo de prueba. Podrá controlar y validar todas las variables, minimizando así los riesgos.

Refina su estrategia de implementación— una vez puesto en marcha el plan, sea concienzudo respecto a lo que funciona y aquello que requiere mejorar. La meta del mercadeo no es la perfección, es la renovación continua. A través de la medición de desempeño y el refinamiento, podrá optimizar la implementación de su programa de marketing.

Compruebe, compruebe y compruebe— No se conforme con menos que espectacular. Posterior a la introducción de su programa de mercadeo, documéntese constantemente acerca de lo que funciona y lo que no, como en lo que mejorará en una próxima ocasión. Registrar los acontecimientos es la clave para evitar las faltas en el futuro, tal cual lo es para consolidar el éxito.

Implementar las estrategias de su programa de marketing, siempre podrá variar de acuerdo al tamaño, su alcance y los tiempos. Mas si se quiere triunfar al implementarla, garantice que ésta incluya los elementos aquí mencionados.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s