Decimos querer progresar

Aun cuando sencillamente, lo manifestado carece de significado sin su respectiva implementación, ya que lo verdaderamente relevante es nuestro proceder y cuyo influjo rehusamos reconocer como corresponde.

Mencionamos constantemente nuestro anhelo por las ofertas de los comerciantes que incluyen servicio impecable, amplio surtido y valores colectivos, mas cruzamos la autopista hasta la mega tienda para ahorrarnos $5.300

Deseamos que las compañías cumplan sus promesas como que actúen consecuentemente y sin embargo, cuando un negocio que en el pasado nos ha defraudado, introduce nueva mercadería u ofertas tentadoras, regresamos para que de nuevo se nos malogre.

Expresamos nuestro disgusto por los honorables parlamentarios, mas la mayoría de nosotros votamos para reelegir a los necios.

Confiamos en que la gente utiliza su inteligencia vial pero cuando pretendemos la vía, nos cierran el paso y ahí se arma el despelote.

Afirmamos detestar a Amparo Grisales, mas todos los que pueden compran los potecitos de la cremita Revertrex, y continuarán haciéndolo sin reparar en la sanción por publicidad engañosa, anunciada ayer por Superintendencia de Industria y Comercio.

Lo dicho, la hipocresía podrá ser contagiosa, aun cuando el problema no radica en lo que decimos como si en lo que emprendemos.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s