Comunicar para recordar

Conversar con los demás es propicio para evocar los asuntos de nuestra cotidianidad.

Nuestra cultura ha cultivado el valor por el contenido inmediato, rápido y efímero; de hecho, sino podemos expresar algo en un instante probablemente no vale la pena ser expresado y mucho menos ‘compartir’ con alguien más.

Las ideas se convierten literalmente en ‘bits’ de información que se vinculan o intercambian acorde con las tendencias constantemente cambiantes. La noticia del espeluznante atentado de ayer contra el exministro Fernando Londoño, se desvanece esta mañana con las vergonzosas implicaciones de la Fiscalía a Sigifredo López como instigador y responsable del crimen de los diputados del Valle en abril de 2002. Los eventos de la semana pasada en el olvido han quedado. Lo que hoy nos cautiva mañana tendrá su remplazo.

¿Acaso le es ajeno dos personas ‘argumentando’ algún tema que les apasiona? Se me antoja el expresidente Uribe cuestionando las políticas de seguridad ejecutadas por el Gobierno Santos, o los miembros de alguna familia disfuncional vociferando porque el jurado eliminó a ‘Baterimba’, el talentoso colombiano que toca al unísono batería y marimba. ¡Bienvenidos al conversatorio del siglo XXI!

Porque cualquiera puede ser expertos en alguna materia, se propende a hablar más que a escuchar, tal cual se opta con mayor frecuencia por refunfuñar y enardecer que por mediar y conciliar (basta con leer los comentarios que acompañan cualquier noticia en elespectafor.com para comprender su significado).

Disponemos pues, la capacidad para comunicarnos intima como globalmente con los demás, mas sin embargo pareciera que alguien embolato el manual sobre cómo conversar efectivamente. Es cierto que tenemos la tecnología como excusa para justificar nuestra ejercitada amnesia colectiva, tal cual culparnos exclusivamente por albergar voluntaria como ciegamente, los mezquinos hábitos de conversación que ésta permite.

La comunicación relevante, ayuda a mantener nuestra sociedad responsabilizada por los asuntos del pasado.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s