Perpetuado en el calendario laboral de los demás

El domingo anterior, nos la pasamos mi hijo y yo, viendo como mi esposa dedicaba el día entero a los asuntos corporativos de su oficina. Y es que no es para más: aquel que rige su derrotero de prioridades, se apropia de su más sobresaliente labor.

Imagen | Cortesía National Geographic

Imagen | Cortesía National Geographic

Ahí va pues, otro día de descanso dedicado a atender los asuntos corporativos de los clientes a cargo, a revisar tabulados y gráficas relevantes, a considerar diversos escenarios que pueden esperar hasta la siguiente jornada laboral, tal cual aguardar una respuesta del cliente que nunca llegará (o al menos, no en el fin de semana) y a cambio de espacio para crear junto con los de su entorno más cercano.

Sí, indiscutiblemente hay que saber elegir con conocimiento de causa, puesto que ésta es quizás, la más trascendental decisión que a diario adoptamos.

¡Atentos, pues, todos, próxima estación…!

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s