¡Siempre a lo bien parce!

Quiero jugar fútbol profesionalmente, pero no me interesa la calistenia ni marcar al contrario, dice mi hijo Daniel de tan solo once años. Bueno, quizás no diga que no le interesa la calistenia ni marcar al contrario, pero no hace ni lo uno ni lo otro cuando juega al fútbol.

Robert Lewandowski, #9, delantero Borussia Dortmund. Imagen | Cortesía BVD

Robert Lewandowski, #9, delantero Borussia Dortmund. Imagen | Cortesía BVB

Parecido también, como cuando un cliente concibe un concepto innovador, pero no está dispuesto a aceptar el rechazo cuando sale a venderlo.

Siempre a lo bien parce, pero es que en el acontecer existencial no solamente nos toca lo agradable. En ocasiones, hay que untarse. De hecho, usted probablemente no habría de elegir determinada senda aun cuando supiera que ésta está garantizada para generar los resultados deseados en cada ocasión. Pues, hasta aburrido ha de ser. ¿O sino, qué sería de una montaña rusa siempre en ascenso?

Entonces, en vez de sorprenderse con la implicación, debería usted agradecer las situaciones en las que se le presenta lo tenaz, tal cual el rechazo, el renqueo y demás situaciones adversas. En vez de renegar o temer por las situaciones de calamidad, acepte que éstas significan que usted ha elegido la realidad sobre la fantasía. Quiere decir esto que, usted es de los que no escatima esfuerzos y pretende siempre el trabajo arduo, metiendosela toda en cada momento y en vez de estar imaginando que a toda hora va a cantar “gol”.

Como en su momento verás, Daniel, todo lo que se pretende en la vida, existe como un todo, inclusive lo fastidioso (la calistenia y la marcación del contrario) y para lo cual desafortunadamente, no existe más remedio que adoptarlo (asumirlo).

Ayer fue Lewandowski, #9, delantero del Borussia Dortmund y su poker de goles (4) ante el Real Madrid, por la ida de una de las semis de la UEFA Champions League. En la vuelta, quizás pueda ser Cristiano Ronaldo aun cuando las probabilidades están en su contra, tal cual el Barca huele ya a gladíolo.

¿Siempre a lo bien parce?

¡No Daniel, no señor, Don Quijote no está aquí!

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s