Tan sencillo que es

La mayoría de la gente pasa buena parte de su existencia cotidiana concentrada en sí misma y deseando obtener más de lo que quiere o necesita.

¡Sí, la condición humana es sencilla!

Imagen | Cortesía Carl Wiens Illustration

Imagen | Cortesía Carl Wiens Illustration

Todo el mundo quiere más: salud; reconocimiento; dinero; amor; sexo; satisfacción; belleza; seguridad; alegría; tranquilidad; intimidad; status social y económico; éxito; felicidad; y demás.

En este orden de ideas, cerrará usted la venta si es usted de aquellos que tiene la habilidad para determinar con exactitud lo que el cliente quiere o necesita, y puede proporcionárselo.

Usted cerrará la venta cuando el clienta perciba que el valor de lo que usted está vendiendo sobrepasa el valor del dinero que el cliente posee.

Y atentos pues, porque todos tienen acceso a la misma Internet.

O mejor dicho, cuando cruce la puerta por la mañana, vendase a sí mismo, venda a su organización, venda su producto. Y véndalos en ese orden.

¡Déjese ya de cuentos en línea de una vez por todas y mejor interésese en las necesidades de los demás!

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s