Capital personal

El mundo de los negocios es ahora intensamente personal, porque el valor que el negocio necesita solo puede encontrarse en el capital que cada uno aporta al trabajo.

Imagen | Vía Spellona

Imagen | Vía Spellona

La esencia del futuro reside en la explotación de la capacidad y esto significa que debe aprenderse a hacer un mapa, medir, dirigir y comercializar el capital personal.

La noción de capital no es algo que generalmente vaya unida a la palabra personal. Por lo general, el capital es algo que las empresas necesitan para hacer sus inversiones o definir su valor. Sin embargo, del mismo modo que giramos hacia un mundo en el que el individuo reina en solitario, debemos controlar nuestro capital personal igual que un director financiero guarda celosamente los aspectos económicos del negocio.

Es mi entender que, muy poca gente —si se le pregunta— puede decir cómo mide verdaderamente su valor capitalizado, cuánto vale y cómo lo comercializa a lo largo de su existencia. Por el contrario, la mayoría de nosotros tomamos el camino más fácil y dejamos que la empresa nos diga cuánto valemos. Cuando hacemos eso, digo yo, la empresa normalmente no entiende el valor de nuestro capital y, por tanto, nos devalúa en el mercado.

¡Y solo usted puede remediarlo!

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s