Insinuaciones para abordar su contenido social

Sino tiene más remedio para su estrategia de marca que los medios sociales, pues al menos procure aparecer diferente de los demás. Con lo abrumadora y congestionada que es la comunicación en línea, más vale que su estrategia se destaque si es que con ella pretende realmente cautivar a alguien.

“Radio Belgrano” | Imagen vía Klappersacks

“Radio Belgrano” | Imagen vía Klappersacks

De nuestro sondeo de experiencias en línea, y como para aportar a quienes les interese sobresalir de los demás con sus estrategias de medios sociales aún en concepción, se me antojan las siguientes cinco nociones para compartir.

Singularice— Por supuesto que el propósito ha de ser la venta de algún tipo de artilugio o servicio pero, primero identifique el segmento que ocupa su comunidad; luego adhiérale algo de valor a la oferta como para que la propuesta parezca apenas perceptible. Muéstrese más interesado en aportar que en recibir.

Ante todo, recuerde que la comunidad es el cliente— en esos términos, primero atienda a su comunidad. Haga de su contenido toda una vivencia. Hágalos reír, enamorar, correr, gritar y luego sí, concéntrese en la venta. Deje el lenguaje sofisticado para el manual de instrucciones, hable el mismo idioma que su público. Debe usted también tener claro qué hacer una vez su audiencia lea su contenido, compre o no lo que sea que este vendiendo. De lo contrario, habrá perdido usted el tiempo y la inversión.

Sea breve y escueto— concluido el escrito de contenido, redúzcalo a la mitad. Si al hacerlo, el mensaje aún conserva su sentido común, redúzcalo de nuevo a la mitad. La brevedad como la precisión es fundamental para el consumidor a la hora de adoptar. Garantice que el suyo sea un contenido fundamental y diferente.

Deje la holgazanería para otro día— Su marca, debe ya tener una personalidad que hable por sí misma. Capitalice al respecto. Evite descartar contenido de ideales novedosos por temor al rechazo. Si el material es favorable, vale la pena arriesgarse. Quizás hoy no despegue, pero mañana seguro que sí lo hará. “Hágale pues que no viene carro”.

Evite los excesos— Los excesos son perjudiciales para la salud de marca. Conozca cuando ya es suficiente argumento. En ocasiones con la puntica basta. Al dosificar adecuadamente su suministro, permita que su audiencia añore su contenido. Más es menos, menos es más.

¿Y entonces sino “a primera hora del día”, cómo aparecerá usted en el próximo gran convite de medios sociales?

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s