¿Capitalizarán las marcas el social media marketing?

En línea el jurado aún delibera al respecto, mientras que al unísono los de marketing se desviven por pasear las marcas por el limbo de incertidumbre que son las redes sociales.

clmesmm

El quid es que nadie conoce el desenlace de esta “historia social”, en la que la “privacidad” de los datos del consumidor en línea, sigue siendo una amenaza latente para el posicionamiento público de Twitter tal cual las expectativas de holgado porvenir en Facebook o en cualesquier otra plataforma social por lo demás.

Todos aquellos que procuramos el bienestar de las marcas, sabemos que el beneficio real de los medios sociales es su capacidad para rastrear, y luego facilitar el entendimiento como la predicción de las expectativas y la intención de compra del consumidor.

No obstante, trazar el límite entre la personalización rentable y la manipulación estilo Gran Hermano, todavía es un asunto bastante difuso como complejo y por lo cual apostaría que tan solo unos cuantos usuarios, son verdaderamente conscientes de lo cerca que se les monitoriza y lo mucho que se les recuerda, a pesar de tanta declaración de privacidad en pantalla.

En línea, puede usted percibir el conflicto de interés entre la susodicha realidad y la misión declarada por Twitter tal cual por otras tantas plataformas sociales, en las que afirman: «pretender conceder a todos la potestad de concebir y compartir ideales como información en tiempo real y sin parapeto alguno. Así mismo, como su negocio tal cual sus ingresos, siempre serán fieles a dicha misión de manera tal que enriquezcan —y evitando desviar la noción de— “conversación global sin costo alguno”».

Ahora, al interrogante de si podrán las marcas algún día capitalizar el social media marketing, se suma el cuestionamiento de cómo reaccionará el consumidor de cara a los métodos potencialmente mucho más invasivos, con los que las empresas monitorizan su información y por lo demás, sin considerar cómo las plataformas sociales enredan cada vez más la descripción de “sin costo alguno” y “sin parapetos”. Amanecerá y veremos dijo el ciego.

En últimas, podría ser que los de marketing saquen provecho de las redes sociales y puesto que el ingenio humano no tiene límites, aun cuando también podría ser que la conversación entre compadres y comadres, excluya del todo el discurso comercial de las marcas. Nadie sabe a ciencia cierta cuánto más tiempo experimentaran las empresas.

Y así más nada, “no hay peor ciego que el que no quiere ver”.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s