Super Ricas: mera cuestión de emprendimiento y liderazgo

No conocí a Carlos Eduardo Silva Rojas, aquel gran emprendedor y empresario colombiano fundador de Super Ricas; el del Todo Rico, Taja Miel, Delimaní y al menos otros veintitantos números de referencia aun cuando, sí sigo la trayectoria de mercado de Comestibles Ricos S.A., desde hace unos seis años hacía acá o por lo menos, de cuando la multinacional Frito Lay adquirió la empresa Crunch, de Medellín y, el hoy recordado Carlos Eduardo Silva Rojas, director de su empresa por aquel entonces, presagiaba lo peor: “que esta compañía venía por el mercado de los snacks en Colombia”, como ya lo había hecho en países como México, donde controla poco más o menos del 90% del segmento.

Como galguero profesional que soy, tengo a Super Ricas como una de mis marcas favoritas, y aunque de Carlos Eduardo Silva Rojas solo conocí lo que de él leí, me parece a penas oportuno exaltar su legado corporativo para todos aquellos interlocutores de extraterrestre, independiente del término generacional y movimiento, llámense Baby boomers, Millennials, Yuppies, Hipsters o Muppies que, andan por ahí preguntándose ¿si serán ellos los líderes del próximo milenio o si tendrán las características sobresalientes que en el mercado global les permita orientar y conducir el cambio?

Han de saber que aunque por momentos los empleados inquisidores, sinceros e irreverentes podrán parecer una molestia para la actividad cotidiana del negocio, probablemente también sean los que mejor enfrenten los desafíos del porvenir.

Líder es, además, quien tiene la capacidad de identificar los puntos fuertes de los demás, para poder explotarlos de la mejor manera en beneficio de todos. Solo ellos serán capaces de estar al frente de un grupo de trabajo, tomar las decisiones y asumir los riesgos para que la empresa crezca. Para ellos nada es imposible y descartan de tajo los impedimentos puesto que los consideran meras limitaciones de pensamiento.

Y por lo demás, no sobra la convicción absoluta, la fe, el talento creativo, la honestidad, la legalidad tal cual la solidaridad. ¿O sino cómo más habría sido posible forjar 54 años de visión?

“Primero servir para luego merecer”, solía decir y ahora para la posteridad Don Carlos Eduardo Silva Rojas, el hoy recordado fundador de Comestibles Ricos S.A.

[Imagen vía Michael Paraskevas]

disclaimer— consumo|sentido does not own the rights to any images posted here unless otherwise specified. If you are the artist or rightful owner of an image and would like to have it removed, please contact me.

descargo de responsabilidad— consumo|sentido no ostenta los derechos de ninguna imagen aquí publicada salvo a menos que así lo especifique. Si es usted el artista u ostenta los derechos de autor de alguna imagen en particular y, desea que la eliminemos, por favor haga nos lo saber.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s