Empatía, razón y narrativa como variables de proceder

Recién me enteré, que la periodista Salud Hernández-Mora inicia una nueva etapa de colaboración con el periódico El Tiempo, tras su decisión de no escribir más su columna dominical. De ahora en adelante, tendremos de su teclado, dos reportajes mensuales. El motivo de su proceder no lo conozco, pero se me da que, algo tiene que ver con lo difícil que es alcanzar la empatía de la audiencia o, en términos de mercado, si se quiere también, lo complejo que es para el agente de marketing, cautivar a los clientes desde el entorno digital.

Es decir que, si termina uno creyendo lo que el otro creyó, terminará usted haciendo precisamente lo que éste está haciendo. La gente siempre procede de acuerdo con lo que percibe de su entorno. Comprender la narrativa del otro es complejo, una tarea de nunca acabar, pero bien vale la pena el intento.

Solo porque se esté en lo correcto, Salud Hernández-Mora o colegas de marketing, no implica per se, que a la gente le importe o, que esté prestando atención o, que siquiera vaya a proceder según su directiva. Solo porque se esté en lo correcto, no implica que la gente le vaya a escuchar. Se requiere mucho más que acertar para obtener la atención y el entusiasmo de la audiencia.

En ese orden de ideas, nuestra susceptibilidad (rabia, vergüenza, satisfacción) emerge casi de inmediato y, sino le prestamos atención, no habrá de perdurar. No obstante, si concebimos una narrativa en torno a un evento o a una persona, es factible mantener dicha susceptibilidad por mucho tiempo.

El perro de Pavlov, para aquellos ajenos al canino, es un fiel manifiesto de que la gente puede aprender a asociar lo uno con lo otro. Motivo por el cual, si el sentimiento le hace infeliz, intente deshacerse de la narrativa. Después de todo, es su narrativa, aquella historia que a diario repite usted, la responsable de lo recurrente del sentimiento.

¿Qué hacer entonces al respecto? ¿Debe usted de entrada exponer su mejor material? Mejor tarde que nunca, parece muy lejano y, ahora o nunca, parece excesivamente urgente.

¿Maratón o a los piques? ¿Cuál de los dos? Una salida ágil con frecuencia es subestimada, dado claro está, que esté usted en capacidad de suministrar contenido de primer nivel. Quizás llegue usted Salud Hernández-Mora o cualquiera de ustedes agentes de marketing, a entender que en el entorno del “clic”, su habilidad para producir contenidos que mejoran con el transcurrir del tiempo, es exactamente lo que el mercado espera de usted.

Las personas que en principio se deslumbran con el empujón inicial, no habrán de permanecer con usted por mucho tiempo, ¿o sí?

¡Palabra que no!

[Imagen vía Brain Pickings: «Art by Ralph Steadman for a special fiftieth-anniversary edition of Fahrenheit 451»]

disclaimer— consumo|sentido does not own the rights to any images posted here unless otherwise specified. If you are the artist or rightful owner of an image and would like to have it removed, please contact me.

descargo de responsabilidad— consumo|sentido no ostenta los derechos de ninguna imagen aquí publicada salvo a menos que así lo especifique. Si es usted el artista u ostenta los derechos de autor de alguna imagen en particular y, desea que la eliminemos, por favor haga nos lo saber.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s