Así superan el quinto año los emprendimientos

Solo tres de cada diez emprendimientos logran sobrevivir al quinto año, o como quien dice, un mero 29,7 por ciento de las nuevas empresas, según datos del “gremio a partir del Registro Único Empresarial y Social”. Y la razón por la que subsisten, se fundamenta en los sencillos y obvios preceptos con los que rigen el negocio, tal cual lo manifestaron en otro reciente sondeo.

En su gran mayoría, los emprendedores coinciden que, es la incertidumbre económica la peor entre diez amenazas para su subsistencia. Le siguen la disminución en el gasto del consumidor, los asuntos regulatorios y la carga tributaria.

Lo curioso de este panorama, es que aquellas empresas que no logran sobrepasar el quinto año, no citan ni una sola amenaza interna, pues las que mencionan como causa de su fracaso, las atribuyen en su totalidad a factores exógenos.

En cambio, aquellos emprendimientos que subsisten después del quinto año, dan el correspondiente merito como factor de éxito a, aspectos internos tales como la impecable planeación. Aquellos emprendedores–gerentes exitosos, conceden especial atención a la estrategia como a la visión del negocio, velan por la altísima formación empresarial, como por el adecuado capital social.

Si examina usted con detenimiento, las debilidades gerenciales que implicó el fracaso del mencionado 70,3 por ciento de las empresas, probablemente allí encontrará entre las más relevantes: “los eventos externos repentinos, el omitir la oportuna atención de los intereses corporativos, la apatía, los errores y las equivocaciones gerenciales recurrentes”.

El asunto, no es tanto como para aseverar que el descalabro empresarial es responsabilidad exclusiva del propietario, pues en ocasiones, sencillamente, el éxito es esquivo tal cual imposible dejar de tomar riesgos como, por ejemplo, expandir el negocio rápidamente previo a una caída estrepitosa del mercado.

“Otro es el cantar, si el emprendedor evita reconocer su contribución al descalabro”.

Las organizaciones pueden percibir que los impuestos, la regulación, los trámites burocráticos, el acceso a capital, la competencia, los contratiempos en la contratación (especialmente aquella que involucra dineros públicos), y otras tantas causas externas, son los asuntos primordiales a enfocar. Aun cuando, también es cierto que los emprendedores deberían mantener el ojo en el espejo como en los asuntos internos del negocio.

disclaimer— consumo|sentido does not own the rights to any images posted here unless otherwise specified. If you are the artist or rightful owner of an image and would like to have it removed, please contact me.

descargo de responsabilidad— consumo|sentido no ostenta los derechos de ninguna imagen aquí publicada salvo a menos que así lo especifique. Si es usted el artista u ostenta los derechos de autor de alguna imagen en particular y, desea que la eliminemos, por favor haga nos lo saber.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s