La mala publicidad es un mal comienzo

Muchos desastres comienzan antes de que el cliente aparezca. La publicidad, por ejemplo, con frecuencia es un mal servicio. La intención es buena, pero muchas de sus promesas resultan tan falsas que sería mejor (y más honesto) que el anunciador cancelara la publicidad, ahorrara el dinero y dejara que el cliente padeciera el mal servicio sin la indignidad adicional de que se le mienta.

Imagine la lectura de este chipuste anuncio en el New York Times —para el atrio comercial del Trump Plaza—:

¡Esta sí es una razón para levantarse por la mañana!
¡Hombres bellos! ¡Mujeres bellas!
Ah, el Atrio. Utilizar las escaleras eléctricas todos los días.
¡Arriba y abajo!
¡Es mucha maravilla!

O si se quiere también y, como para no ir más lejos, este otro, de la aerolínea barata VivaColombia, cuyo mal gusto publicitario hace parte de su identidad corporativa, según orgullosas declaraciones de William Shaw, su presidente y, ya que han creado mensajes con amigos, “tinieblos”, abuelas, mascotas, parejas, servidores públicos, presentadores de concursos muy reconocidos como Miss Universo y hasta Papá Noel:

Llévate a la moza pa’ La Arenosa

La mala publicidad crea falsas expectativas, conduce a la decepción y a la ira. Esto es un mal servicio al cliente.

Uno puede oír las expresiones, “eso no es asunto mío” o “eso es de otra sección”, de mil maneras diferentes antes de poder realizar una compra. Igual, puede uno pasar una hora haciendo cola en los bancos del grupo Aval o dando vueltas buscando un espacio para parquear en Unicentro Bogotá.

Los anuncios malos son los avisos que deprimen al cliente. Los avisos malos son un mal servicio.

Podría, por ejemplo, Sterling Joyeros o la Joyería Bauer o la Boutique Cartier en Bogotá, poner al ingreso de sus tiendas, un aviso profesionalmente elaborado en el que se lea:

Por favor, siéntase libre de disfrutar su comida o su bebida en nuestro almacén.

¿Por qué no? Si alguien hace algún desorden en su almacén, es porque logró que un cliente potencial entrara.

Sí, los malos comienzos son un mal servicio.

[Imagen vía Ads of the World]

disclaimer— consumo|sentido does not own the rights to any images posted here unless otherwise specified. If you are the artist or rightful owner of an image and would like to have it removed, please contact me.

descargo de responsabilidad— consumo|sentido no ostenta los derechos de ninguna imagen aquí publicada salvo a menos que así lo especifique. Si es usted el artista u ostenta los derechos de autor de alguna imagen en particular y, desea que la eliminemos, por favor haga nos lo saber.

Copyrighted.com Registered & Protected INCS-DGNI-ZWFC-S4DI

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s